Desde Cochrane en la Patagonia chilena enconocemos la historia de este buen ciudadano, amante de la naturaleza y protector del medio ambiente. Roberto es instructor del Club Náutico Escualo, que busca inculcar en los niñas y niños, jóvenes, valores como el respeto, humildad y trabajo en equipo, a través del kayakismo.

«Un camiseteado es alguien que tiene un orgullo y amor por lo que hace. Se la va a jugar pese a todas las condiciones y dificultades por lograr el objetivo que se tiene planteado», dice Roberto Haro fundador de club.

Este ejemplo de ciudadano está comprometido. «El propósito es entregar oportunidades a los jóvenes de la comunidad a través de la práctica del kayak», además asegura que buscan crean conciencia del cuidado que requiere el medio ambiente producto del cambio climático. «La única forma es protegerlo y cuidarlo entre todos».

Desde hace más de 20 años, este buen ciudadano entrega su compromiso para aportar en la vida de su comunidad. “En estos más de 20 años nuestra historia ha estado centrada en la práctica y difusión del kayak en medio de esta privilegiada naturaleza»

Conoce la historia de Roberto Haro

Acercar el universo literario para todos los habitantes de la Región de Los Lagos ha sido siempre una determinación de María Teolinda Higueras.

Hace décadas ayudó a fundar la biblioteca de Quemchi y desde 2016 cuenta con su propia «Bibliolancha» Itinerante, única en todo el país, y que visita cada isla del archipiélago para que los habitantes de estas puedan ir a visitar la biblioteca y también recibir capacitaciones y talleres culturales.

Te invitamos a revisar su historia aqui:

Cicilia Gatica es profesora de básica en la escuela del pueblo de Junta de Valeriano, un pequeño villorrio ubicado en la provincia de Huasco en la Región de Atacama, entre las montañas más allá de Alto el Carmen, por el tamaño de su población Junta de Valeriano es un caserio.

Cicilia, durante la pandemia producto de las restricciones sanitarias en el país y como las clases en forma remota eran difíciles dado las dificultades de conectividad que hay en el lugar, tomó la decisión de ir en busca de sus estudiantes.

Pidió prestado un caballo y partió rumbo cerro arriba visitando a sus alumnos en sus casas para que no perdieran el año escolar y para mantener el contacto con cada uno.Algunos de sus estudiantes acompañan a sus padres en las majadas donde crían a sus cabras y ovejas.

Esta buena ciudadana recibió el título de «profe caballa» debido a esta acción. «Para mi un estudiante, es igual que 10», dice Cicilia.

Revisa su historia aquí.

Desde el norte de Chile Gabriela es la fundadora y líder de la agrupación Arañitas Solidarias. Desde hace dos años el grupo de 15 mujeres de diversas edades se reúne para ayudar a otras personas.

Con acciones solidarias en hospitales e incluso otras regiones del país, este grupo de mujeres colabora tejiendo redes de apoyo. Tanto para Gaby, como para el resto del grupo, tejer es una forma de ayudar a quienes más lo necesitan, pero también una forma de sentirse útiles.

Las Arañitas Solidarias, colaboran con distintas instituciones, como el Hospital regional, en donde entregan mantas y ropa para los recién nacidos para la maternidad. Además de la Teletón, fundaciones, jardines infantiles, escuelas y campañas solidarias.

«Tejemos para ayudar. Nuestro qué hacer se orienta en tejer (podemos enseñar también) para colaborar en obras solidarias, tanto para Iquique como para otras regiones del país», dicen en sus redes sociales.

Desde hace 9 meses viajan en camper por Chile junto a sus 4 perros y una clínica dental portátil, bajo el lema de una aventura solidaria. Lorena y Felipe ondotólogos se comprometió por la salud dental de Chile.

«Decidimos tomarnos un año para devolverle la mano a la vida y regalarles una atención dental a personas que no tengan acceso a salud bucal», dicen.

Su meta es atender a más de 1500 pacientes en un año. Actualmente llevan más de 1000, su objetivo es poder tener una flota de ondotoruteros en todo el país. ¡Es de Camiseteados!

Si quieres apoyar el trabajo de Odontoruteros escríbeles.

Natalia es Directora de la Fundación Un Alto en el Desierto, que busca construir una red colaborativa para combatir la crisis hídrica que vive el norte de nuestro país.

Como cosechadores y recicladores de AGUA para adaptarse al Cambio Climático y mitigar las crónicas sequías al sur del Desierto de Atacama en Chile, así se define esta fundación.

Esta Camiseteada explica su proyecto, que a partir de la niebla, se puede ocupar este recurso para regar reservas y potenciar sectores con el vital elemento.

Desde julio del 2005 opera esta organización, cuando sus fundadores realizaron una visita a un sector de la Cordillera de Talinay (Reserva de la Biósfera) específicamente al Cerro Grande-Naranjillo en las cercanías de la localidad de Peña Blanca, comuna Ovalle, región de Coquimbo, junto con 7 estudiantes de la Escuela Unidocente G-259 del sector, en compañía de su profesora, apoderadas, apoderados, vecinos y vecinas, se comprometieron a preservar el área del Cerro Grande-Naranjillo para su protección, su regeneración y convertirse en un centro de educación ambiental.

Después de 16 años de trabajo, ese lugar es un oasis en medio del desierto con 100 hectáreas protegidas y regadas con sistema de atrapanieblas y fue el punto de partida de una organización que luego de transformar este lugar en uno de los principales centros de educación ambiental en torno al recurso hídrico del país.

Natalia Rebolledo junto a su comunidad son buenos ciudadanos comprometidos.

Te invitamos a revisar su historia.

Invitados por la Academia de Dirigentes, nuestra Directora reaizó el taller «Propósito: motor de acción» para dirigentes sociales de comunas de la Región Metropolitana.

El encuentro se realizó en la sede del Colegio de Profesores de Maipú y contó con más de 50 asistentes, que participaron de manera hibrida dadas las condiciones sanitarias en país.

Durante su presentación, nuestra Directora, hizo énfasis en el rol que cumplen los dirigentes sociales en el desarollo social de sus comunidades, liderango y construyendo cambios positivos desde sus distintos campos de acción.

«Los agentes de cambio, son dirigentes y ustedes son los líderes de sus comunidades. Su misión, su propósito es una vocación que los hace impulsar los cambios que sienten que son necesarios en sus territorios», aseguró. «Ser dirigente es un compromiso. En cada espacio de Chile hay líderes que levantan sus comunidades. Necesitamos poner en valor a los buenos ejemplos», agregó.

El taller tuvo como objetivo el poder entregar herramientas de empoderamiento para los asistentes, además contó con un ejercicio práctico en donde los dirigentes compartieron sus propósitos.

El viernes estuvimos en la capital de la Región de O’Higgins movilizando a los ciudadanos de la región para inspirarse y postular a sus Camiseteados.

En entrevista con el canal local Rancagua TV y el diario el Tipógrafo, nuestra Directora Karen Rauch, valoró a los ejemplos de buenos ciudadanos de la región.

«Ernestina, Sótero y Deidamia, son representantes de la región. Son tres Camiseteados que en 6 años hemos reconocido. Personas ejemplares que honran con sus acciones positivas a su comunidad, pero también reflejan la solidaridad y compromiso de otros buenos ciudadanos de la región», aseguró.

Desde la Plaza los Héroes de la región, realizamos un llamado público a todos los ciudadanos ejemplares de la comunidad a que postulen a través de nuestro sitio web.

Primer estudio anual realizado a nivel nacional por Ipsos en colaboración con Camiseteados, ahondó en la importancia de visibilizar y premiar a personas comprometidas con causas de impacto en la comunidad. 

Llega septiembre y las reflexiones en torno a lo que nos define como chilenos y aquellos rasgos que caracterizan nuestra identidad se toman la agenda. Si somos o no solidarios, si valoramos y reconocemos a los ciudadanos ejemplares y qué atributos los definen son algunas de las interrogantes que rondan en el mes de la chilenidad. Justamente en esos y otros temas ahondó el estudio llevado a cabo por Ipsos en colaboración con Camiseteados, iniciativa que cumple cinco años visibilizando a agentes de cambio que impactan positivamente su comunidad.

La medición, que abarcó 600 casos a nivel nacional, concluyó que el 55% de los habitantes del país considera muy importante que se destaque a referentes que pueden inspirar a otros a ser buenos ciudadanos, seguido del 37% que evalúa la acción como importante. Aún así, el 67% asegura que actualmente esto se hace muy poco y no se da la vitrina adecuada a las personas solidarias y comprometidas con causas sociales.

En cuanto a las acciones que se deberían premiar entre los buenos ciudadanos, el motivo principal lo ocupan las iniciativas por el cuidado del medio ambiente (36%), seguidas de los proyectos en apoyo de la educación (26%) y los emprendimientos sociales que ayudan a vecinos a mejorar su calidad de vida o su entorno (22%). Al respecto, la mayoría de los chilenos (72%) se inclina porque se les destaque con un reconocimiento público, a fin de inspirar a otros, más que con una retribución o premio en dinero y, en ello, deben estar involucrados todos los grupos que componen la sociedad, es decir, la misma ciudadanía, el gobierno, las empresas y la sociedad civil.

Sobre los resultados, Karen Rauch, nuestra directora comentó que «nos llena de satisfacción saber que el trabajo que hemos que realizamos hace cinco años, buscando y destacando referentes que con acciones simples y desinteresadas impactan positivamente sus comunidades, sea visto como importante y necesario. Somos el reflejo de lo que vemos y estamos seguros de que mostrando historias de ciudadanos inspiradores podemos motivar a otros a tomar acción e impulsar así un círculo virtuoso de buenas acciones”

Por su parte, Miguel Pinto, Subgerente de Estudios Públicos de Ipsos, enfatizó que “el país necesita de liderazgos positivos y el estudio muestra que cuando esos liderazgos provienen de la misma ciudadanía generar una alta empatía. Con toda la desconfianza que lamentablemente existe hacia las instituciones, estos casos demuestran que no se necesita de participar del poder para tener un impacto positivo en el mundo en que vivimos”.

Otro de los hallazgos interesantes es que al definir una persona camiseteada como aquella que cree en el cambio social positivo, que se involucra, que es articuladora de acciones a través del liderazgo en iniciativas que responden a soluciones de problemáticas sociales, el 23% de los encuestados cree que somos “muy camiseteados” y el 30% considera que somos “algo camiseteados”. 

En cuanto a los atributos que nos hacen admirar a una persona, el primer lugar lo ocupa la empatía con los demás con un 33%, porcentaje que es todavía mayor entre los jóvenes de 18 a 35 años (40%). Luego de esa cualidad, se ubica el liderazgo positivo (27%) y el ser resiliente (19%) y la habilidad de motivar a la comunidad (19%). 

La actual defensa de la Universidad de Chile, que se robó las miradas en Tokio 2020, recibió el título honorífico por parte de Camiseteados, iniciativa que cada año visibiliza a ciudadanos ejemplares a lo largo del territorio. 

El rol que ha cumplido, dentro y fuera de las canchas, motivando a niñas, jóvenes y mujeres a confiar en sí mismas y abrirse espacios en áreas muchas veces dominadas por hombres. Esa fue la principal razón que llevó a la seleccionada nacional de fútbol, Carla Guerrero, a ser reconocida como Camiseteado Honorario 2021. El título fue otorgado por Camiseteados, fundación que cada año busca y destaca a héroes anónimos que, de norte a sur, trabajan desinteresadamente por ser un aporte a la sociedad, sin importar lo adversas que puedan ser las condiciones. 

Guerrero, apodada por sus compañeras como “la jefa” por su fortaleza y resiliencia, obtuvo la distinción en un acto que contó con la participación telemática de la Ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, la directora de Camiseteados, Karen Rauch y el Dr. Sebastián Ugarte, quien fue el encargado de traspasarle el título que él ostentó en 2020. “Este reconocimiento no es tan sólo mío, sino que de muchos. Me siento muy contenta, porque creo que represento a muchas mujeres, de esfuerzo, de trabajo, de perseverancia”, aseguró Guerrero que obtuvo un galardón que es fruto del trabajo del escultor y Premio Nacional de Artes Plásticas 2021, Francisco Gazitúa. 

El hito marca el inicio de la convocatoria abierta mediante la cual Camiseteados busca relevar historias de chilenos ejemplares de norte a sur e inspirar, a través de ellos, un círculo virtuoso donde todos aportan en la construcción de una mejor sociedad. Esta vez, además, con un matiz especial, pues tras cinco años visibilizando a agentes de cambio el proyecto fue denominado Premio Nacional de Desarrollo Social para Chile, “un gran paso que esperamos con los años se consolide como un factor que aporte a la construcción de un mejor país. Somos el reflejo de lo que vemos y estamos seguros de que mostrando historias de ciudadanos inspiradores podemos motivar a otros a tomar acción e impulsar así un círculo virtuoso de buenas acciones”, señaló Karen Rauch, directora de Camiseteados.

En ese sentido, la ministra Karla Rubilar, puntualizó que “este Premio resalta los valores de quienes por sus acciones merecen ser visibilizados y reconocidos por llevar adelante iniciativas que impactan favorablemente las comunidades en que se desenvuelven. Hombres y mujeres que con su actuar toman un rol protagónico en la construcción de lo que esperamos como país”. 

La campaña para recibir las postulaciones ya comenzó. Así, todo el que conozca a un compatriota que se la juega por generar un cambio positivo en nuestro país, sin importar su edad, región o tamaño de su proyecto, puede postularlo en http://www.somoscamiseteados.com. El proceso estará activo durante todo septiembre y octubre, para luego seleccionar y anunciar a los ganadores en octubre y exhibir sus historias a través de micro documentales en distintas plataformas los próximos meses. Además de esas vitrinas, los Camiseteados recibirán una escultura especialmente diseñada por Gazitúa, artista alabado por sus obras en el país y en el extranjero, que ha asegurado que la cultura es un servicio a la gente. 

El Premio Nacional Camiseteados es desarrollado por la Fundación Camiseteados por Chile en conjunto a TVN, Iberoamerican Radio Chile, Agrosuper, Sodimac, Ministerio de Desarrollo Social, Ipsos, Base Pública, Tremendas, Banco Mundial y ProHumana.

Ya lo sabes, si ya admiras a una persona que con voluntad y dedicación busca mejorar la realidad de otros es momento de premiarla ¡Postula hoy a tu Camiseteado aquí en nuestro sitio!